Shosholoza

Bajo ese extraño nombre, imposible de pronunciar correctamente, para quien no haya nacido en el seno de una comunidad de bosquimanos, se encuentra sin duda uno de los miembros más queridos. Consumado especialista en recortes imposibles en las capeas, nunca nadie pudo sospechar, que tras el cuerpo de un jugador de rugby, se escondiese la cintura de He-Man.

Asiduo de Pamplona, desde su incorporación a la Peña no ha fallado ningún año, compartiendo piso con novatos, veteranos, o unos americanos protagonistas de la novela El turista accidental. Todo ello, con la abnegación y el buen rostro de un Franciscano. Lo que ya no era tan monacal, antes de sentar la cabeza, eran sus estragos entre el sector femenino. Especialista en comida exótica, siempre rodeado de bellas modelos (no todo el mundo puede presumir de haberle robado el corazón a Victoria Beckham).

Muy preocupado por la musicalidad de otras naciones, se dirigía casualmente a las más bellas ninfas extranjeras al grito de “show your beats” algo a lo que casi siempre ellas accedían, para deleite, solaz y esparcimiento del resto de los Maeses. Huelga decir que si lo intentaba otro miembro las posibilidades de éxito, se reducían en un 98% .

Como dato curioso, apuntar que es el vikingo con más relaciones de parentesco con otros miembros de la Peña, ya que es primo, tío y cuñado de vikingos, y que tras su nombre se esconden sus dos grandes pasiones, el acento gaditano, y las mujeres esculturales.

Nombre: Shosholoza
Años en la peña: 9
Denominación: Socio fundador
Sector: Crápula
Gustos: Tetero
Trainera de vino (sobre 10): 9
Trainera de flanes (sobre 10): 9
Especialidad: Comida exótica

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>