Ralph

Maese Ralph despierta en su mansión pamplonesa mecido por el suave ronroneo de los violines de turba que dos vírgenes prusianas acarician sentadas en el alfeizar de la ventana de marmol.

Ralph respira el aire con el estilo de los monarcas desheredados. Educadamente es desnudado y bañado en aceites del Bósforo por seleccionadas institutrices búlgaras, secado con crines de corcel capado y vestido por su asistente de cámara, Altius, al que en contadas ocasiones decide dirigirse en su legua natal, el bajo armenio. Con manos de mujer en cuerpo de villano, Altius abrocha la botonadura de la camisa blanca, retoca con cuidado el escudo bordado de la peña, ciñe el fajín colorado y anuda el pañuelo a la muñeca de su señor.

Las tulipas de oropel son retiradas al paso de Ralph en su descender por la escalinata de hierro herido. Se dirige al portón de piedra saliente. Gira el torso apenas siete grados (su número preferido) hacia la pared blanca de su flanco zurdo. Luce colgado su bastón de mando minero con reflejos de gloria. El corazón de Ralph es de Minas. Resuenan los crujires de los herrajes del portón en su letano abrir. Maese Ralph respira hondo. Sus hermanos vikingos esperan. Los cachis empapadores, bautizos a discrección, las camisas hechas jirones, avalanchas en el Hilarión, cúpula dimisión, pequeños accionistas indefensión, Otto en calzoncillos………………una sonrisa se dibuja en la cara de Juan. Empecemos.

Nombre: Ralph
Años en la peña: 13
Denominación: Socio fundador
Sector: Minero disidente
Gustos: Tetero elegante
Trainera de vino (sobre 10): 7
Trainera de flanes (sobre 10): 4
Especialidad: El Don Tancredo

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>