Princesita

Pocas veces tan corta presencia provocó tan alto impacto. Impacto para la policia foral, que no llegaba a entender como aquel desnudo personaje aún empapado por el agua de la fuente que había asaltado a la luz de la luna bramava colgajo al viento por la conjunción de la fuerzas vivas militares en su favor. Impacto de Gimbly, al mantener una sorprendente conversación con nuestro maese en cueros, siempre en cueros, mientras procedía al natural acto de deposición olorosa residual en el santo water de la calle Urederra. Impacto para los productores vinícolas del sur de Navarra cuando nuestro personaje y Maese Bragado procedían a deglutir 20 litros de caldo en el primer acto de gestación de una manera de vivir: “La autoinmolación”. Impacto del guiri de turno que osó introducir un pound de cobre en la huchilla que se intuía en su pantalón bajero el día de su bautizo. Impacto digo, por la perdida entre nalgas tragantes de su moneda británica y por la pérdida de su colmillo derecho debido al hostiazo palmiabierto de su mano de felpa. Impacto por su diabólica recreación de Nino Bravo en la Peña Carlista, o por su disfraz de testigo protegido en el chupinazo o por su especialidad en lanzamiento de Gimblys así como su loable y discutible acción de salvar la vida al confidente (de lo que se arrepintió toda su vida) y su erótico e interruptus baile “vivir así es morir de amor”.

Nombre: Princesita
Años en la peña: 1
Denominación:
Sector: Minero disdente
Gustos: Tetero
Trainera de vino (sobre 10): 10
Trainera de flanes (sobre 10): 10
Especialidad: Baño desnudo en fuente pública

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>