Segunda campaña vikinga

Tras la vuelta de la primera incursión vikinga, cuatro maeses, cuatro, recogiendo el testigo de la feliz y castigada marea peñista, arrivaron Pamplona para mantener encendida la llama de la fidelidad a la fiesta durante el fin de semana del 9 al 11. Probón, Zambombo, Amena y Shosoloza, con el piso Franco como centro de operaciones, apuraron con orgullo los segundos de estancia en la ciudad ondeando con hombría la bandera del saber estar y el amor a los colores y a los olores.

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *