Expedición vikinga a Pamplona. San Fermín 2010

Como en años anteriores, al abrigo de la llamada sanferminera, las ordas vikingas arrivaron a Pamplona en diferentes oleadas. Desde el domingo 4, los reductos vikingos, (el piso Franco y la madriguera Cúpulera) fueron poco a poco habitados por distinguidos maeses llegados desde los confines de la geografía nacional e internacional.

El lunes 5 se celebró en el Mesón Olaverri la segunda comida táctica “Anti-autoinmolación” que, como en su edición anterior finalizó con inciertos resultados para los maeses tras la posterior visita a la ciudad. Únicamente el sector comercial autóctono y su relación con maese Rabisaco parece resultar exultante por el devenir de los acontecimientos.

<

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *