San Fermín 2012

Un nuevo año, el desembarco vikingo arribó en masa a las costas pamplonesas. Acompañando las fechas y la cercanía del fín de semana, una gran cantidad de veteranos y aspirantes engrandecieron a nuestra bendita Peña con su presencia. Días inolvidables en una ciudad incomparable. Los corazones palpitan incansables hacia la cita del 2013.

Enlace a la galería de fotos SANFERMIN 2012

San Fermín 2011

Con lágrimas de alegría en los ojos arribaron a la bella Pamplona los representantes vikingos en esta su vigesimoymucha participación. Auspiciados por el apoyo logístico de los pisos franco y élite, los valientes peñistas invadieron la ciudadela norteña en dos tandas. La primera, con origen el cinco y la segunda al abrigo del fín de semana. Muchos fueron los cánticos y las alaracas, los bailes y los bautizos, los veteranos y los noveles, pero siempre encorsetados a una sola asta, la del toro ganador de la Peña Vikinga.

Una nueva quilla jalona la embarcación vikinga en su avanzar por oceános de vino y olas de alquitrán, Maese Locumía, nuevo Vikingo del Año comanda con mango firme el buque. Junto a él y en formación de escuadra, la vikingada total, con viejos y jóvenes ascetas, trepamuros y marroquinos, pachuquitos y robaperas, romeillos descerebrados, novatos de enjundia, locuelas melancólicas e invertidos competentes.

Pero todos unidos por la pasión vikinga, en la ciudad más bella y con los amigos más fieles. Lloran lágrimas de amor por esta Fiesta y estos Maeses

VIVA LA PEÑA VIKINGA

VIVA SAN FERMÍN

Segunda campaña vikinga

Tras la vuelta de la primera incursión vikinga, cuatro maeses, cuatro, recogiendo el testigo de la feliz y castigada marea peñista, arrivaron Pamplona para mantener encendida la llama de la fidelidad a la fiesta durante el fin de semana del 9 al 11. Probón, Zambombo, Amena y Shosoloza, con el piso Franco como centro de operaciones, apuraron con orgullo los segundos de estancia en la ciudad ondeando con hombría la bandera del saber estar y el amor a los colores y a los olores.

Toros y victoria a Alemania

Tras la intensa jornada anterior, los vikingos disfrutaron de un merecido descanso acudiendo al tendido de sol para degustar una agradable jornada torista. La celebrada aparición de Maese Calamar insufló nuevos ánimos a las legiones vikingas.La tarde discurrió entre impermeables, baños licoreros, posiciones francotiradoras de Maese Granjero, bocadillos de lomo con ajoarriero, canciones populares, bailes chocolateros y algún toro en la lejanía.

Finalizada la sesión taurina, la jauría vikinga se pertrechó en una cafetería popular para disfrutar de una nueva exhibición de la selección española, abatiendo a lo Puyol al rodillo alemán. Los gritos y abrazos quedaron grabados para siempre en el adoquinado pamplonés.

Chupinazo 2010

6 de julio. Tras el tradicional almuerzo en el Olaverri, las ordas vikingas, previa máxima exhibición de hiperventilación por inflamiento de las pelotas corporativas y tras la ya tradicional carrera en pos de la plaza del ayuntamiento, siempre en dirección contraria al gentío, se adentraron en la Plaza del Ayuntamiento para rendir homenaje pañuelico en mano al inicio de las fiestas. El azul pelotero se mezcló con el rojo y blanco de la multitud en una nueva gesta vikinga.

Al grito de Viva San Fermín,Viva la Peña Vikinga y Viva España los distintos grupos de Vikingos se dirigieron a ocupar sus respectivas ubicaciones. Maese Ahorcaperros acompañado siempre de Zarigueyo y de Rabisaco y en esta ocasión del simpatizante y futuro vikingo Willy se dirigieron a las cercanías del balcón del ayuntamiento, donde el confidente una vez más quiso besar el suelo pamplonés para confirmar que el empedrado siguiese en su sitio. El resto de los vikingos se situaron en los límites de la plaza para disfrutar con las vistas de esa marea de pañuelos rojos. Mientras, Comegimlis, tras paseo por los alrededores de la plaza se preparó para esperar al resto de los Maeses, esta vez sin la compañía de Chistorrita, que se vió encajonado en el tradicional baño de champán dentro de la plaza. Maese Calamar ha rescatado las imágenes adjuntas de los maeses en la plaza.

Tras el reencuentro de todos los vikingos, los abrazos preceptivos y la alegría por volverse a encontrar el día del chupinazo en Pamplona, la jornada continuó con la travesía por la ciudad, cumpliendo con el preceptivo bautizo de los novatos, semilla vital de la fidelización a los colores de la peña. Pelos, Willy y Mario aceptaron encantados su iniciación. La gira posterior incluyó míticos lugares como el Otano, Hilarión o Casino, donde se sucedieron las roturas de camisetas, los brindis, las avalanchas, los manteos e incluso la pérdida de algún vikingo que tuvo que descansar en el Iruña a la espera de sus compadres….hasta el merecido descanso de parte de la expedición. La otra parte, al grito de autoinmolación decidió empalmar, sin consulta a su propio cuerpo y constantes vitales, con la postrera cena vikinga.

Expedición vikinga a Pamplona. San Fermín 2010

Como en años anteriores, al abrigo de la llamada sanferminera, las ordas vikingas arrivaron a Pamplona en diferentes oleadas. Desde el domingo 4, los reductos vikingos, (el piso Franco y la madriguera Cúpulera) fueron poco a poco habitados por distinguidos maeses llegados desde los confines de la geografía nacional e internacional.

El lunes 5 se celebró en el Mesón Olaverri la segunda comida táctica «Anti-autoinmolación» que, como en su edición anterior finalizó con inciertos resultados para los maeses tras la posterior visita a la ciudad. Únicamente el sector comercial autóctono y su relación con maese Rabisaco parece resultar exultante por el devenir de los acontecimientos.

<

Victoria de España a Paraguay!!

Histórica reunión de vikingos y acompañantes en Vinos Españoles para apoyar a la selección en su enfrentamiento contra Paraguay. En las fotos dos instantáneas de la velada. Maese Bailanovias observando detenidamente un buen partido y la celebración final tras la victoria por 1 a 0 con Pedro a los mandos. Nuestras mas sinceras condolencias Don Gaby.